Las notas escritas a mano pueden estar llenas de historia, y si tienes toneladas de ellas, probablemente te estés preguntando si hay formas de digitalizarlas. Sí, las hay, y este artículo mostrará algunas formas de preservar tus notas escritas a mano convirtiéndolas a formato digital.

1. Introduce tus notas manualmente

La forma más fácil, aunque más difícil, de digitalizar tus notas manuscritas es introducirlas manualmente en un ordenador. Probablemente no sea tu idea de digitalización, pero para unas pocas páginas no es una gran molestia.

digitize-notes-01-write

Por ejemplo, yo suelo anotar las ideas en papel a medida que van surgiendo y, dependiendo del tema del que se trate (por ejemplo, el trabajo, una tarea pendiente, mejoras en el hogar, etc.), las meto en el archivo correspondiente donde guardo las notas sobre ese tema concreto. Hago lo mismo con los números de teléfono: tengo un archivo para ellos, y cuando alguien cambia su número o añado a alguien nuevo, su número de teléfono va a un archivo phones.txt. Introducir manualmente las notas es algo primitivo, pero funciona a las mil maravillas, si adquieres el hábito de hacerlo.

2. Escanea tus notas

El viejo escáner es otra alternativa que puedes probar. Hay escáneres portátiles y de sobremesa, y sus capacidades varían. Para grandes volúmenes de notas, escanear puede llevar bastante tiempo, especialmente con un escáner lento.

Una de las ventajas de escanear tus notas es que puedes aprovechar el OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres), si está disponible, y hacer que tus notas se puedan buscar. Incluso si el escáner no viene con OCR, cuando tengas la imagen escaneada de tus notas, puedes probar suerte con una app de OCR de terceros.

RELACIONADO:  Explicación de WebVR y cómo le afecta

3. Utiliza tu smartphone

Si no tienes un escáner, también puedes usar la cámara de tu smartphone para hacer una foto de tus notas. No lleva menos tiempo que el escaneo y la imagen queda sesgada, lo que hace que el OCR sea más propenso a los errores, pero sigue siendo una opción para preservar tus notas manuscritas de forma digital.

4. Consigue un bolígrafo inteligente y/o una tableta gráfica

Una forma mucho más fácil de obtener notas digitales es con la ayuda de un bolígrafo inteligente o una tableta gráfica. La desventaja es que tienes que comprarlos por separado, lo cual, si no tienes muchas notas, no es factible. Los bolígrafos inteligentes cuestan entre 150 y 200 dólares y más, lo que es demasiado para tomar notas ocasionalmente.

digitize-notes-02-smart-pen

Un bolígrafo inteligente se utiliza como un bolígrafo normal para escribir tus notas en un papel especial de puntos. Sigues escribiendo en papel, pero la ventaja es que se crea simultáneamente una copia digital de la nota.

5. Utiliza una aplicación de bloc de notas

Una vez que tengas una imagen digital de tus notas tomadas con un escáner, un smartphone, una cámara independiente o lo que decidas, puedes probar una app, como Evernote o OneNote, para organizar tus notas. Estas aplicaciones tienen OCR, aunque el éxito del reconocimiento depende de muchos factores, por ejemplo, de lo peculiar que sea tu escritura. Si tu letra es difícil de leer, no cuentes con unas notas impecables que se puedan buscar, pero en otros casos estas aplicaciones ayudan a que tus notas se puedan buscar y organizar de forma ordenada en cuadernos.

RELACIONADO:  Cómo activar el modo Picture-in-Picture en GNOME Shell

Una vez que hayas digitalizado tus notas, hay otro paso muy importante que debes dar: hacer una copia de seguridad en un buen soporte (no olvides comprobar que el soporte y la copia de seguridad no tengan errores), y ponerlas en el lugar más seguro posible. Si no las guardas de forma segura, todos tus esfuerzos serán en vano.