Como hacer para que la madera no chupe tanta pintura

Como hacer para que la madera no chupe tanta pintura

Te gustan las manualidades de todo tipo, y estas planteándote realizar alguna con madera. No te apresures, y dale un vistazo a estos 9 errores al pintar madera antes de ponerte a ello. Seguro que gracias a ellos, te darás cuenta de dos o tres cosas que habías pasado por alto.

Antes de empezar a pintar, Vale la pena lijar la madera para deshacerse de la pintura anterior. De esta manera conseguirás una superficie uniforme y limpia en la que trabajar, y evitarás que la pintura vieja levanté la nueva una vez seca.

2. No cerrar el poro de la madera.
Cerrar el poro ayuda a que la madera no absorba más pintura de la que debería, y que a la larga, esta pintura no se desprenda. Para ello, puedes utilizar una base selladora, que debes aplicar a la madera antes de la pintura de color.

3. No elegir la pintura adecuada
Igual que no es lo mismo pintar madera que hierro, lo mismo pasa con la madera. Existen distintos tipos de madera con distintas características, y i no quieres llevarte sorpresas extrañas en medio de una manualidad, te recomiendo que te informes del tipo de madera que quieres pintar y del tipo de pintura adecuada para ella.

4. Pintar al aire libre
Aunque lo de pintar al sol con la brisa de la tarde suena muy artístico, la verdad es que esto puede acarrearnos malas consecuencias con respecto a nuestro trabajo en pintura. El sol puede hacer que la pintura se seque antes de lo previsto, o incluso cuando aún estamos pintando. Además, el viento puede traer hojas, polvo, polen, arena y demás pequeñas partículas pequeñas, que pueden pegarse a la pintura y afear el resultado final.

RELACIONADO:  Módulo de control de la carrocería

5. Lijar solo una vez
Suena muy extraño, pero sigue la misma base que lijar antes de pintar. Lijando un poco entre capa y capa de pintura, se consigue una superficie lisa y cuidada que permitirá un acabado mucho más pulido. Eso sí, este lijado debe ser mucho más suave que el primero, ya que solo busca eliminar las pequeñas imperfecciones.

>Aprende también: tipos de pintura para madera.

6. Ser impacientes al pintar
La pintura tiene que secarse para poder trabajar en ella. No esperar ese tiempo y apresurarse a dar una segunda capa puede arruinar nuestro trabajo de todo un día.

7. No aplicar una base protectora
Una vez pintado, hay que proteger el color de pequeños arañazos, y esto se realiza con una base de barniz o de cera protectora. Así protegerás el color durante más tiempo, y darás un acabado de calidad.

8. No tener suficiente pintura
Calcular mal las cantidades y quedarse sin pintura en mitad de una manualidad es una forma muy sencilla y muy común de estropear el acabado final de tu artesanía.

9. Utilizar un mal pincel
Según el resultado que busques necesitarás un pincel u otro. Por ejemplo, para los pequeños detalles no es conveniente utilizar pinceles muy gruesos y grandes, y si buscas un resultado regular, mejor usa brochas planas.