Cómo puedo arreglar los botones de mi xbox 360

Si los botones del controlador de Xbox atascados se han convertido en un obstáculo para su proceso de reproducción de Xbox, es posible que se pregunte cómo solucionar el problema. Si presionar el botón de salto hace que tu jugador tenga que caminar, o si repetir el rifle se convierte en un acto reflejo para tu personaje, esto puede ser muy frustrante, especialmente si te impide jugar normalmente.

Sí, es posible que su controlador Xbox 360 no funcione correctamente, especialmente los botones pueden volverse pegajosos y no responder a ninguna acción. Los controladores de Xbox 360 son propensos a una variedad de problemas que pueden hacer que las teclas se atasquen o se atasquen. Para diagnosticar y resolver el problema, revise las posibles causas a continuación.

1. Falla de la placa base del controlador Xbox

Si los controles del controlador Xbox 360 continúan fallando, es posible que deba reemplazar el relé del controlador Xbox 360. Para reemplazar los botones, use las Instrucciones de instalación de la placa base inferior del controlador Xbox 360 para reemplazar la placa base del controlador.

2. Fallo del botón del dispositivo

Si los controles de su controlador de Xbox 360 aún están pegajosos después de limpiar todo el crecimiento de desechos, es posible que no funcionen correctamente. Para cambiar llaves, tapas o sellos, use el Manual de servicio de botones del controlador Xbox 360.

3. Crecimiento de tierra

Si se acumulan residuos o glucosa en las ranuras de los botones, es posible que se vuelvan pegajosos. Para reemplazar botones en un controlador Xbox 360, use el Manual de instalación de botones del controlador Xbox 360. Use un bastoncillo de algodón húmedo para limpiar cualquier residuo o azúcar de las esquinas de los botones.

Pasos sobre cómo reparar botones pegajosos en un controlador de Xbox 360.

Para diagnosticar y resolver el problema, revise las posibles causas a continuación. Siga estos pasos cuidadosamente para obtener resultados precisos o busque ayuda de expertos si no puede realizar el proceso por su cuenta.

Método 1: use alcohol isopropílico y un hisopo de algodón.

El primer destornillador Phillips y el más rápido Los bastoncillos con alcohol son indispensables.

Paso 2: use hisopos de algodón y alcohol para eliminar el problema.

Esta combinación podría ayudar si comienzas a notar algo pegajoso. tratamiento casi imprescindible. La mayoría de las veces, una simple limpieza es suficiente para responder a su pregunta.

Una generación. Verifique que su controlador Xbox 360 esté encendido.

ii.Elimine el exceso de detergente con alcohol de limpieza humedecido con un bastoncillo de algodón. No necesitas mucho.

iii ) Envuelva el hisopo de algodón alrededor del botón atascado y empújelo dentro de la grieta tanto como sea posible. El alcohol descompondrá cualquier suciedad acumulada.

cuatro Presione el botón continuamente después de varias pulsaciones completas para permitir que el alcohol penetre más profundamente en el dispositivo. El golpeteo también debería ayudar a eliminar cualquier residuo restante.

cinco. Endurezca el controlador Xbox 360. El alcohol isopropílico debe secarse rápidamente y una cantidad moderada no dañará la lógica interna del controlador Xbox 360.

Método 2: desconecte el controlador Xbox 360 y retire todas las piezas. Continúe limpiando todo el dispositivo.

La segunda mejor opción para reparar botones adhesivos en un controlador de Xbox 360 es desmontar el controlador de Xbox. El proceso es peligroso porque podría terminar rompiendo el controlador en lugar de configurarlo.

Por lo tanto, esta técnica solo debe usarse si tiene experiencia en el manejo de equipos eléctricos, ya que este es el acto de quitar la placa base de la máquina, lo que también requiere un alto grado de concentración y habilidades de monitoreo.

Necesitarás varios destornilladores de diferentes tamaños, así como otros equipos básicos que quizás ya tengas en tu caja de herramientas. Siga los pasos a continuación para obtener resultados precisos.

Paso 1: Reúna todos los materiales necesarios

Estas son algunas de las herramientas que necesita:

1. Soldador

2. Destornillador Torx Spudger T6 Pinzas

3. Destornillador Torx T8

Paso 2: encuentre la ubicación de la batería y obtenga el paquete de batería

Primero, busque la parte de la batería en la parte posterior del dispositivo. Retire con cuidado la tapa de la batería del dispositivo antes de retirar la batería. Siga las instrucciones del fabricante sobre qué hacer con la batería de su dispositivo. 

Paso 3: Retire el gancho del costado

Intente colocar el Spudger en el espacio entre la placa frontal y la placa del mango, sujetando el controlador de Xbox 360 con firmeza y separando con cuidado las manijas laterales. Asegúrese de seguir las instrucciones del manual del fabricante para realizar el proceso con éxito. Separe las placas deslizando el Spudger hacia la izquierda y hacia la derecha.

Paso 4: Saque los tornillos.

Use un destornillador para perforar un agujero en el medio de la placa de identificación en la parte posterior del controlador Xbox 360. Afloje y retire los cinco tornillos de esta manera. Asegúrese de utilizar la herramienta recomendada, un destornillador de seguridad Torx T8. Preste especial atención a los tornillos para no dañarlos y guárdelos para usarlos en el futuro cuando vuelva a colocar todas las piezas en su lugar.

Paso 5: Retire el panel posterior.

Averigua dónde está el backplane. Una vez en su lugar, retire con cuidado la placa posterior.

Paso 6: con el panel posterior retirado, es hora de quitar el panel.

Asegúrese de encontrar el panel primero y siempre preste mucha atención.

Paso 7: Reemplace la placa base.

Derrita las juntas de soldadura que sujetan los cables blanco y negro a la placa base superior. Los cables negro y gris deben estar soldados. Luego saca los motores de estruendo y guárdalos. Asegúrese de manipular la placa base con cuidado.

Paso 8: maneje el resto de los componentes del controlador.

Afloje los dos tornillos T6 de 7 mm cerca de la conexión del motor que ahora retumba. Sujete firmemente los bordes de la placa base del dispositivo. Ahora, levante la placa del controlador moviéndola hacia adelante y hacia atrás. Ahora desconecte los seis enchufes Torx T6 de la base de la placa del controlador.

 Spudger separa los parachoques sacándolos de los pasadores que los sujetan. Están ubicados en la parte posterior y frontal del controlador Xbox 360. Retire la notificación de actividad de su pin levantando el componente envolvente. Usa el Spudger para eliminarlos del otro lado. Saque la placa del controlador de la base.

Paso 10: Retire el material de respaldo de goma de los botones.

Empuje los botones del controlador fuera de su lugar y retírelos con las llaves hacia abajo. Luego limpie las teclas del controlador con alcohol para devolverlas a sus posiciones originales, de lo contrario, el controlador no funcionará. Eso es todo. El controlador y sus botones ahora están limpios.

Método 3: Reemplace el controlador Xbox 360.

Si ninguna de estas soluciones funciona, o si su controlador Xbox 360 sigue siendo seguro, siempre puede cambiarlo. Si su computadora aún está en garantía y la ha registrado, puede iniciar una solicitud de servicio para obtener más ayuda de Google. Si su controlador ha caducado, tiene dos opciones: llevarlo a una empresa de reparación local o tomar el dolor y comprar uno nuevo.

problema comun

¿Cuáles son las opciones para cambiar los botones en un controlador de Xbox 360?

Modificar los comandos de los botones del controlador. Seleccione Configuración en el menú Opciones en el menú Configuración. Seleccione la pestaña Botones del menú desplegable. Seleccione Controlador Xbox 360 de la lista Tipo de joystick en la pestaña Calibración. modo normal y lento.

En conclusión

Aquí hay instrucciones para reparar un botón atascado en un controlador de Xbox 360. Siga los pasos a continuación para mantener el controlador limpio y libre de residuos pegajosos. En primer lugar, no comas ni juegues. Además, mantenga el espacio limpio y libre de polvo. Además, use un controlador de mano impecable. Lo más importante que debe recordar es consultar siempre la guía de instrucciones del fabricante al ejecutar el proceso.

Finalmente, estas son las cosas que se deben y no se deben hacer al solucionar un botón del controlador de Xbox 360 atascado. Primero, evite usar agua cuando limpie el equipo. Además, asegúrese de utilizar las herramientas correctas y recomendadas para el proceso. Más allá de eso, si el problema persiste, busque ayuda profesional.