El mundo online puede estar lleno de peligros para los niños. Incluso si se trata de la depredación por parte de los adultos de la exposición a contenidos inapropiados, tus hijos necesitan algún tipo de filtro entre su monitor y el mundo sin censura de la Red. Por supuesto, tienes que adoptar el enfoque que mejor funcione para tus hijos. Veamos algunas formas básicas de mantener a tus hijos seguros en Internet.

1. Hable de la seguridad en línea desde el principio

Seguro que ya has hablado con tus hijos sobre cómo mantenerse seguros en el mundo tridimensional. Por desgracia, las mismas reglas no se aplican a las interacciones en línea. Las señales de peligro obvias que los niños pueden detectar en la vida real no aparecen a través de los nombres de usuario y los selfies. Y muchos de los peligros del mundo online son autoinfligidos: los niños encuentran contenidos inapropiados o escriben algo online que no pueden retirar. Asegúrate de que sepan que el mero hecho de estar en línea no les aísla de las consecuencias de sus actos. Una buena regla general es hacer solo en línea lo que harías en persona.

RELACIONADO:  Como hacer pico de madera minecraft

2. Mantenga un diálogo abierto

Tus hijos necesitan sentirse cómodos para contarte algo malo. Paradójicamente, dar cierta libertad a tus hijos puede facilitar que te cuenten los problemas. Si confías un poco en ellos, a menudo te lo devolverán multiplicado por diez. Los estilos de crianza extremadamente restrictivos pueden dañar esta confianza, haciendo que los niños sientan que cualquier problema que tengan será respondido con disciplina o decepción en lugar de una solución.

3. Mantenga el contenido apropiado para la edad

Hay varias formas de hacer que el contenido que ve tu hijo sea apropiado para su edad. Puede empezar por dar a los niños pequeños una tableta cargada de juegos y conectada a Netflix Kids. A medida que sus hijos crezcan, necesitarán un acceso a Internet más amplio que crezca con su madurez. Pero hay pocas razones para que un niño de diez años tenga una cuenta de Facebook. Herramientas como NetNanny y Qustodio pueden bloquear el contenido destructivo, protegiendo a los niños pequeños de material dañino.

4. Supervisar el uso de Internet

Las herramientas digitales como los navegadores aptos para niños, el software antivirus y los bloqueos parentales tienen distintos grados de eficacia y mano dura. Las herramientas contundentes, como los bloqueos de contenidos amplios, son adecuadas para los niños pequeños, pero no funcionan bien con los mayores. Mantener el ordenador en un espacio abierto es una buena manera de asegurarse de que sus hijos no se meten en cosas que no deberían. También puedes revisar periódicamente el historial del navegador para asegurarte de que no hay nada raro. Esto puede parecer un espionaje -lo es-, pero los niños necesitan que alguien los vigile en Internet hasta que sean lo suficientemente mayores para hacerlo ellos mismos.

RELACIONADO:  Para que sirve el nivel de gota

5. Bloquea las cuentas de las redes sociales

Cuando tus hijos tengan la edad suficiente para tener cuentas en las redes sociales, hay medidas que puedes tomar para mejorar su seguridad. Snapchat, por ejemplo, permite limitar el contacto a los amigos y eliminar a los extraños. Configura las cuentas de Instagram como privadas y bloquea la configuración de privacidad de Facebook. No olvides que las condiciones de servicio de todas las grandes compañías prohíben a los menores de trece años.

6. Mantener las herramientas básicas de seguridad

Los niños más responsables están condenados a cometer los mismos errores que el adulto medio. Incluso con las intenciones más puras, es posible instalar involuntariamente software malicioso en el ordenador familiar. Asegúrate de tener herramientas de firewall y antivirus en el ordenador de tus hijos para protegerlos a ellos y a su hardware. Asegúrate también de tener los últimos parches de seguridad y actualizaciones de software para bloquear los exploits más recientes.

7. Cuidado con los extraños

Es probable que los niños no sepan cómo actuar ante un mensaje de un desconocido en una plataforma de redes sociales. La mayoría de los niños son muy confiados y asumen que cualquier cosa que se diga es cierta, a menos que se les advierta de lo contrario. Si un desconocido intenta entablar una conversación con ellos en Internet, deben avisarte para que una persona más experimentada pueda manejar la situación.

Es fundamental que tus hijos se sientan cómodos acudiendo a ti para hablar de esto. Esto será aún más importante a medida que crezcan las aplicaciones específicas para niños, como Messenger Kids de Facebook.

RELACIONADO:  Cómo sustituir el núcleo del calentador en un coche

Relacionado

: Apps útiles para ayudar al control parental en Linux

8. Establezca límites de tiempo de pantalla sensatos

La mayoría de los expertos coinciden en que las pantallas de los niños deben ser limitadas. Para los niños pequeños, la Clínica Mayo afirma que el juego no estructurado es más beneficioso desde el punto de vista cognitivo que ver contenidos digitales. Para los niños de entre dos y cinco años, el límite debería ser una hora de contenidos de calidad. A partir de ahí, el enfoque de talla única se rompe; tendrás que establecer los límites en función de tu experiencia con tus hijos.

No introduzcas la tecnología demasiado pronto

La televisión ha sido durante mucho tiempo un salvavidas para los padres ocupados o agotados: por algo se llama niñera virtual. Pero asegúrate de que sólo presentas la tecnología a los niños cuando estén preparados para ella. La Clínica Mayo recomienda esperar hasta los dieciocho o veinticuatro meses.