Smart Locks ha aumentado constantemente su popularidad en los últimos años. Cuando se introdujeron por primera vez en el mercado, muchos propietarios y usuarios no estaban seguros de actualizarse a cerraduras inteligentes porque su sistema tradicional de ‘cerradura y llave’ todavía funcionaba bien para ellos. Si se tratara de una cuestión de seguridad, podrían trabajar fácilmente en la actualización de sus cerraduras mediante el uso de tornillos adicionales o incluso cambiar su cerrojo existente por uno con un recorrido más largo. Sin embargo, las cerraduras inteligentes brindan a los propietarios mucho más que un cambio en su seguridad. La naturaleza automatizada de estos candados brinda a sus usuarios una capa adicional de conveniencia y eficiencia que los candados tradicionales no brindan.

La cerradura inteligente August es un ejemplo perfecto de esto. Una cerradura inteligente como la August brinda a los propietarios la posibilidad de desbloquear la puerta desde ubicaciones remotas, entre otras cosas. Estas características significan que los propietarios podrán monitorear constantemente el estado de sus cerraduras. También significa que pueden otorgar acceso a las personas sin tener que darles copias físicas de las llaves de su casa. Esencialmente, los propietarios de viviendas tienen más control de llaves, lo que reduce las posibilidades de que alguien use sus llaves para ingresar ilegalmente. Hay muchos beneficios adicionales que vienen con el uso de una cerradura inteligente, la mayoría de los cuales los propietarios y usuarios también conocen. Pero, ¿realmente saben cuál es la verdadera definición de una cerradura inteligente y cómo funcionan las cerraduras junto con las puertas para mantener su hogar seguro? Sumerjámonos en las cerraduras inteligentes.

¿Qué es un bloqueo inteligente?

Una cerradura inteligente es ante todo una cerradura. Esto puede sonar redundante, pero tengan paciencia conmigo. La función principal de una cerradura es prohibir o permitir la entrada una vez que se ha activado la cerradura. Esta es una de las formas en que las cerraduras ayudan a detener a los ladrones e intrusos. Las cerraduras inteligentes realizan esta función tradicional, pero lo hacen de una manera muy diferente y con un conjunto de herramientas muy diferente. Estas cerraduras realizan los movimientos de bloqueo y desbloqueo una vez que han recibido el conjunto adecuado de instrucciones de un dispositivo autorizado, que utiliza un protocolo inalámbrico y una clave criptográfica, lo que garantiza que el proceso de autorización se lleve a cabo sin problemas.

Los protocolos de comunicación inalámbrica son esencialmente descripciones y reglas digitales que rigen y son necesarias para la transmisión de datos entre dispositivos. Las cerraduras inteligentes se operan principalmente a través de teléfonos inteligentes, centros de hogar inteligente, etc. y, como tal, es necesario que estos dispositivos sean capaces de recibir y transmitir datos. Estos protocolos están destinados a garantizar que las transmisiones de datos entre dispositivos se mantengan seguras. Los protocolos de comunicación inalámbrica están destinados a supervisar y cubrir áreas de detección de errores y su corrección, autenticación de señales y señalización entre dispositivos.

Las claves criptográficas se utilizan junto con estos protocolos de comunicación para garantizar que la transmisión de datos entre dispositivos permanezca privada. Cuando se utilizan con los protocolos inalámbricos descritos anteriormente, mantienen seguras las transmisiones de datos. Esto es imperativo para asegurarse de que las cerraduras inteligentes funcionen de la manera en que fueron diseñadas.

Una cerradura inteligente utiliza estas funciones básicas de diversas maneras para comunicarse con los dispositivos principales, que suelen ser teléfonos inteligentes o llaveros. Estos candados están diseñados para recibir señales de los dispositivos principales que activan o desactivan el mecanismo de bloqueo. Una vez que se reciben los datos del dispositivo principal, se descifra la transmisión. Entonces se lleva a cabo la acción que dicta la transmisión. En esta situación, eso implicaría activar la cerradura de la puerta.

RELACIONADO:  Porque la madera hace ruido

La acción de poder recibir y transmitir datos es lo que permite que estas cerraduras también se comuniquen con otros dispositivos además de su principal. Muchas cerraduras inteligentes tienen la capacidad de controlarse en un entorno IoT, lo que las convierte en una opción mucho más conveniente para los propietarios que buscan construir casas inteligentes.

¿Qué entra en una cerradura inteligente?

En su forma más básica, una cerradura inteligente consta de dos partes principales, y se puede desglosar continuamente a partir de ahí. Las dos partes principales de una cerradura inteligente son el hardware y el software. El hardware y el software deben funcionar en conjunto para garantizar que la cerradura inteligente funcione correctamente. Si alguno de estos se ve comprometido, entonces el bloqueo también se ve comprometido, por lo que es crucial que los bloqueos inteligentes tengan algo más que un software bien diseñado. La cerradura en sí tiene que ser capaz de resistir ataques físicos hasta cierto punto.

Una vez que comience a desglosar el hardware y el software, podrá identificar las partes de cada uno de estos que componen la cerradura y la llave. Está el aspecto físico de la cerradura y la llave que cae bajo el hardware. Esto trata sobre el cerrojo que podría estar en su lugar con la cerradura inteligente, el chavetero y también la llave tradicional (si corresponde). La mayoría de los modelos de cerraduras inteligentes que están disponibles en el mercado utilizan mecanismos de bloqueo de cerrojo.

Un cerrojo es esencialmente un pestillo que se activa girando una perilla, una llave o, en este caso, transmitiendo datos a la cerradura. Siempre se recomienda que las personas hagan uso de cerraduras con cerrojo dentro de sus hogares u oficinas. Este tipo de candados brindan la máxima seguridad que se necesita para mantenerlo a salvo. El Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI) ha agrupado los cerrojos en 3 grados en orden de fuerza y ​​resistencia al daño. Los cerrojos de grado 3 son los menos resistentes y los cerrojos de grado 1 son los más resistentes. Hay modelos de cerraduras inteligentes que usan cerrojos de grado 1 para brindar la máxima seguridad, mientras que algunos usan cerrojos de grado 2 o grado 3.

El hardware de una cerradura inteligente es tan importante como el aspecto del software. Cuando se trata del software de las cerraduras inteligentes, es imperativo darse cuenta de todas las partes que se unen para que funcione correctamente. Todo el hardware de la cerradura inteligente está alojado en una ubicación central, con excepción de la llave, si hay una disponible. Sin embargo, el software debe usarse, en la mayoría de los casos, con una red Wi-Fi, un teléfono inteligente o un concentrador inteligente. El aspecto del software de una cerradura inteligente nunca es algo independiente. Tiene que trabajar constantemente con otras características para garantizar que funcione al máximo.

La combinación de software y hardware para formar una unidad cohesiva es lo que realmente separa a las cerraduras inteligentes de una mera cerradura electrónica. Las cerraduras electrónicas, en su forma más básica, funcionan con un concepto de circuito abierto o cerrado. Las cerraduras electrónicas no pueden integrarse con los sistemas domésticos inteligentes de la misma manera que las cerraduras inteligentes, ni pueden controlarse a través de un teléfono inteligente a través de una red inalámbrica.

Opciones de bloqueo inteligente

Hay muchos que reflexionan sobre cómo diferenciar entre una buena cerradura inteligente y una mala cerradura inteligente, ¿o existe tal cosa? En el quid de la cuestión, las personas se preguntan qué tipo de opciones podrían tener cuando se trata de obtener la cerradura inteligente adecuada para ellos.

RELACIONADO:  Cómo arreglar un MacBook que no se carga

Los propietarios de viviendas tienen algunas buenas opciones cuando se trata de fusionar su hogar con una cerradura inteligente. En algunos casos, es difícil para los propietarios abandonar por completo los sistemas tradicionales de cerraduras y llaves. Los propietarios de viviendas como este pueden agregar cerraduras inteligentes que controlan el cerrojo. Esto permite el uso del sistema tradicional y aprovecha las características geniales de una cerradura inteligente. Un ejemplo perfecto de esto es el August Smart Lock. La cerradura inteligente August se basa en un cerrojo preexistente, ya que la cerradura inteligente en sí es solo un reemplazo para el pestillo. Una cerradura como esta se usa mejor junto con un sistema tradicional con llave.

Otra opción que tienen los propietarios de viviendas es eliminar por completo el antiguo sistema que tenían y utilizar cerraduras inteligentes de segunda generación que intentan que el mecanismo de bloqueo no tenga llave. Esta opción es la más adecuada para aquellos propietarios de viviendas que desean optar por la ruta de la casa inteligente.

¿Cómo funcionan las cerraduras inteligentes?

Las cerraduras inteligentes funcionan combinando las características de su software con las de su hardware y componentes electrónicos. Hay muchos críticos de las cerraduras inteligentes que han señalado el componente electrónico de la cerradura inteligente como su punto más débil. Sin embargo, este posible punto de acceso débil se ve reforzado por todos los demás componentes que intervienen en la fabricación de una cerradura inteligente.

Una buena cantidad de señales cifradas de teléfonos inteligentes utilizan códigos de cifrado de 256 bits para enviar mensajes. Estos mensajes harán que el bloqueo inteligente se bloquee o desbloquee. Los protocolos que existen para que esto suceda van desde Bluetooth hasta Wi-Fi y Z-wave. Todos y cada uno de estos protocolos hacen que sea mucho más difícil para cualquiera secuestrar la transmisión que se envía a su bloqueo. La cerradura puede ser alimentada por corriente viva o por el uso de baterías. La cerradura generalmente se mantiene en un estado de bajo consumo de energía hasta que recibe una transmisión de datos. El candado inteligente se abrirá o bloqueará según el contenido de la transmisión de datos. Esto se hace activando los pasadores y tumbadores, oa veces los discos giratorios ranurados presentes en la cerradura. El circuito activa una acción de cerrojo de bloqueo/desbloqueo cuando detecta que recibe la señal/código de acceso adecuado.

Estas cerraduras inteligentes tienen que funcionar en conjunto con aplicaciones móviles que sirvan de puente entre la cerradura y la llave. Estas aplicaciones permiten a los usuarios realizar una variedad de funciones adicionales con sus candados. Esto va desde entregar claves de acceso temporales a los visitantes o incluso desbloquear la puerta desde una ubicación remota. Estas aplicaciones también se usan para configurar inicialmente su candado y establecer su teléfono inteligente como el dispositivo principal para su candado. Además de las funciones enumeradas anteriormente, su aplicación de bloqueo inteligente (si corresponde) también lo ayuda a realizar un seguimiento de la actividad de su bloqueo inteligente.

Beneficios de las cerraduras inteligentes

El uso de una cerradura inteligente tiene muchos beneficios para fortalecer las entradas a su hogar. Algunos de estos beneficios están orientados a la seguridad, mientras que otros no. Tenga en cuenta que estas funciones varían de una cerradura inteligente a otra. Repasemos la lista:

  1. Las cerraduras inteligentes se pueden integrar con sistemas de automatización del hogar y sistemas de seguridad del hogar monitoreados. Esto les dará a los usuarios la oportunidad de tener más control sobre su hogar inteligente y usar su cerradura inteligente para muchas otras acciones, como activar las luces y el termostato.
  2. Las cerraduras inteligentes generalmente permiten que los usuarios accedan a la cerradura de forma remota. Esta función ayuda a los usuarios a mantener la seguridad de su propiedad incluso cuando no están cerca.
  3. Gracias a la función de llaves temporales, las cerraduras inteligentes brindan a los propietarios más control sobre las llaves. Esto significa que la cerradura ya no está comprometida porque varias personas tienen la llave. Las claves digitales temporales otorgan acceso a su hogar por un período de tiempo específico (establecido por el propietario) y caduca una vez que se agota el tiempo.
  4. El uso de cerraduras inteligentes reduce las posibilidades de que los propietarios pierdan sus llaves, ya que la mayoría de los sistemas no utilizan llaves tradicionales para operar.
  5. Las cerraduras inteligentes pueden ayudar a los propietarios de viviendas a realizar un seguimiento de quién entra y sale de su hogar mediante la recopilación de datos y el registro cada vez que la puerta se activa para bloquear o desbloquear.
RELACIONADO:  Porque parpadean los focos del modem telmex

Desventajas de las cerraduras inteligentes

Las cerraduras inteligentes no son dispositivos perfectos y, al igual que cualquier otro dispositivo, hay algunos fallos que hacen que la tecnología no alcance la perfección. Hay algunas cosas que la industria de las cerraduras inteligentes debe abordar y, al hacerlo, podrían presentar a las masas un producto que realmente revolucione las cerraduras. Estas son algunas de las desventajas de las cerraduras inteligentes:

  1. La falla de energía es una de las principales desventajas de las cerraduras de puertas inteligentes. Muchos de los modelos de cerraduras inteligentes funcionan con batería o con corriente viva. Si se interrumpe el suministro de energía para la cerradura, entonces la cerradura será potencialmente vulnerable o las características convenientes serán inútiles.
  2. Hay varios protocolos inalámbricos diferentes que se pueden usar en la fabricación de una cerradura inteligente. Debido a esto, los propietarios de viviendas se encuentran en desventaja si su cerradura inteligente no es compatible con su teléfono inteligente o sistema de automatización del hogar. Tendrán que incurrir en algún costo adicional para tener acceso a todas las capacidades de la cerradura inteligente.
  3. Debido a problemas de energía (tanto en la cerradura como en el teléfono inteligente del usuario), es un desafío quedarse sin llave, que es algo que los fabricantes de cerraduras inteligentes pretenden hacer. Algunas de estas cerraduras se comunican con los teléfonos inteligentes a través de Bluetooth y Wi-Fi. Se sabe que esto agota drásticamente la duración de la batería del teléfono, dejando al usuario sin llave. Bluetooth Low Energy (BLE) parece ser el único protocolo inalámbrico que incluso está abordando este problema, y ​​es un buen comienzo.

Conclusión

No hay duda de que las cerraduras inteligentes llegaron para quedarse. Sus diseños innovadores y las características de vanguardia superan constantemente los límites de la comodidad y la eficiencia. Estas dos cosas serán los pilares de la tecnología en el futuro. Sin embargo, cuando se trata de productos como cerraduras de puertas, hay una capa adicional de seguridad que debe abordarse. Es muy probable que la industria de las cerraduras inteligentes busque formas de mejorar el aspecto de seguridad de estas cerraduras sin sacrificar nada de su eficiencia y conveniencia.

Para hacer el mejor uso de las cerraduras inteligentes, es útil saber qué son y qué contienen para que funcionen. Con suerte, este artículo pudo brindarles a los lectores y propietarios de viviendas una idea del funcionamiento interno de las cerraduras inteligentes.