El motor de la puerta del garaje no funciona

El zumbido del motor en las puertas del garaje es común pero requiere un ajuste simple o fuera del camión. Si el motor zumba pero no cierra ni abre la puerta, es una clara señal de un problema. La batería está en buenas condiciones, por lo que es necesario diagnosticar otros síntomas.

Después de leer este artículo, estoy seguro de que sus dudas se aclararán ya que lo enriquecemos con información jugosa. Hay varios factores que pueden hacer que el motor de una puerta de garaje emita un zumbido, como resortes rotos, engranajes de nailon desgastados, etc. Afortunadamente, tenemos guías y consejos sencillos para mejorar la situación.

Para permitirle corregir esta situación, este artículo contiene razones para hacer funcionar su abre-puertas de garaje, cómo solucionarlo, consejos para mejorar y problemas comunes. Además, aprenderá sobre herramientas confiables que también pueden ayudarlo en el camino.

Causas del zumbido del motor de la puerta del garaje pero no abre el problema

Exploremos algunos de estos culpables y veamos cómo podemos encerrarlos;

Sobretensiones o relámpagos: los motores de las puertas de garaje pueden estar sujetos a sobretensiones o rayos que pueden afectar el panel trasero. Sin embargo, las sobretensiones y descargas pueden dañar otros equipos electrónicos. Bueno, la acción más fácil que puede tomar es reemplazar la placa posterior y todo comenzará a funcionar sin problemas.

Engranaje de nailon que se está pelando: cuando nota un zumbido en el motor del abridor de la puerta del garaje, podría ser una señal reveladora de que tiene un equipo de nailon desprotegido. Su familia puede verse obligada a operar sin un abridor hasta que un experto pueda inspeccionar la puerta.

Fotocélulas rotas: Últimamente hemos visto fabricantes equipar las puertas de sus garajes con fotocélulas que detectan si objetos o personas impiden que la puerta se caiga por completo. Dado que las fotocélulas se encuentran a unos centímetros del suelo, cualquier interrupción apagará la señal del láser.

Esto hará que el motor zumbe, pero no suba ni baje la puerta. Es necesario diagnosticar daños o cortes en el cable de la fotocélula, ya que ocasionalmente se ve afectado por fugas o tormentas. Alternativamente, el polvo y la suciedad pueden bloquear los ojos y obstruir el rayo láser.

Muelles de torsión rotos: este es el primer componente que daña el conjunto de la puerta del garaje. Entonces el motor zumba pero no baja ni sube la puerta, es un perro sin dientes. Escuchará ruidos terribles como disparos o petardos. Debe comprender que estos resortes están asignados a bucles específicos.

Puente o cable roto – Esta complicación está estrechamente relacionada con el problema de los cables rotos. Su cable puede salirse como una rueda dentada de bicicleta. Con un resorte de torsión dañado, el cable de la puerta del garaje no tendrá más remedio que romperse.

A veces, estos cables pueden romper una pared o un vehículo, y si te encuentras parado frente a él, podrías terminar con lesiones graves.

Control remoto defectuoso: a veces puede preguntarse qué le pasa a la puerta de su garaje y por qué el motor zumba, pero es en vano. Si sucede que la puerta de su garaje no funciona con su control remoto actual, aquí hay algunas razones;

El control remoto está muerto. Reemplazar la batería es probablemente el mejor paso. El control remoto está fuera de rango. La antena del motor a veces puede estar bloqueada o dañada; debe estar colgando de su motor.

Más allá de la modificación de la sensibilidad: esta es otra complicación que puede hacer que el motor de la puerta del garaje emita un zumbido pero no abra ni cierre la puerta. Sí, ocurre principalmente en puertas de garaje viejas o recién instaladas. Con la sensibilidad configurada demasiado alta o demasiado baja, la puerta no se abrirá.

Error de usuario: es posible que no pueda abrir la puerta del garaje, pero está bloqueada. Este problema se conoce como error de usuario y hace que el motor funcione pero la puerta no se abra. Trata de preguntarte si puedes detenerlo.

Obstáculos no intencionales: otro factor que puede hacer que el motor de una puerta de garaje emita un zumbido pero no cierre o abra la puerta es una obstrucción invisible. Estas puertas son automáticas porque se invierten cuando entran en contacto con un objeto. Puede haber algo que no pueda ver fácilmente que esté impidiendo que la puerta se cierre o se abra. A veces se puede abrir o cerrar por la mitad.

Complicaciones de desplazamiento: a veces, la puerta de su garaje se puede desplazar, lo que significa que no se deslizará correctamente. Diagnosticar un problema significa que debe verificar si la puerta está atascada o se está desacelerando. Si este es el problema, hay un sesgo en esa área.

La puerta de su garaje solo funcionará sin problemas si rueda correctamente sobre el riel de metal.

Guía general sobre cómo arreglar el zumbido del motor de la puerta del garaje pero no abre la complicación

Paso 1: Evaluación de las Complicaciones

La primera y más importante acción a tomar es identificar el problema real. Además, te darás cuenta de que tienes una puerta de fuera de pista, a veces también se rompen los muelles. Consulte su manual antes de revisar el procedimiento de instalación. Hacer esto es necesario ya que lo ayudará a considerar los aspectos clave de la puerta de su garaje.

Después de identificar al verdadero culpable, explore las siguientes acciones para resolver varios problemas;

Paso 2: reemplace los engranajes de nailon

El mejor tratamiento para esta complicación es optar por el reemplazo; solicite un nuevo juego de engranajes de nailon a un vendedor o fabricante de confianza.

Paso 3: Limpiar la Fotocélula

Una limpieza a fondo de las fotocélulas puede ser la mejor solución para que la puerta de su garaje vuelva a su estado normal. Asegúrate de que no haya polvo o suciedad que pueda terminar obstruyéndote los ojos. Un material fiable y sencillo recomendado en esta acción es el papel de seda.

Paso 4: reparación de resortes de torsión dañados

Cualquier cosa relacionada con la rotura de muelles debe dejarse en manos de un socio experimentado. Intentar abrirlo empeorará las cosas y te costará mucho dinero. Sí, es peligroso, por lo que debe mantenerse alejado de esta parte; los expertos tienen habilidades y herramientas especiales para realizar el trabajo.

Paso 5: modificar la sensibilidad

Asegurarse de que la sensibilidad esté en buen estado de funcionamiento es la primera y más importante medida para resolver este problema. Sin embargo, recomiendo asignar esta tarea a alguien con experiencia. Busca su ayuda y no te preocupes por el futuro.

Cuando este es el verdadero culpable, no hay nada que hacer. Simplemente consulte el manual del usuario para conocer las instrucciones del fabricante y reajuste la sensibilidad. Intente restablecer el interruptor de límite y la fuerza de cierre al nivel correcto. Si no puede hacerlo usted mismo, busque la ayuda de un experto.

Paso 6: Reemplazo y programación de las baterías del control remoto

Si reemplaza la batería en el control remoto y nada cambia, creo que es hora de programar el control remoto. Esto es necesario porque esta acción restablecerá las condiciones normales de funcionamiento del dispositivo. O, si no confías en ti mismo, te sugiero que llames a alguien en quien confíes para que te ayude.

Paso 7: Compruebe si hay errores de usuario

 Intente verificar si hay algún tipo de metal que se deslice y dificulte el acceso. Si ve algo, use la manija o perilla de bloqueo para que sea más fácil de bloquear. Si es así, es más que suficiente para su puerta de garaje problemática.

Paso 8: Elimina los obstáculos de la pista

Revisa el riel de la puerta de tu garaje para que puedas despejar cualquier obstrucción. Las partículas que pueden llegar aquí son rocas, lodo, basura y otros desechos. Limpiar la huella eliminará cualquier partícula del camino.

solucionar problema de reenvío

Para resolver esta complicación, debe verificar si hay baches, huecos, curvas y obstrucciones. Trate de escuchar y prestar atención al progreso de la puerta. Si escucha algo como un ruido chirriante, considere aflojar los tornillos que sujetan los rieles al marco.

Golpee suavemente el riel hasta la posición deseada antes de volver a apretar los tornillos. Esta acción se puede realizar con la ayuda de un mazo de goma y un nivel de burbuja.

Mejorar sugerencias

A veces puede resultarle difícil abrir la puerta del garaje, pero está cerrada. Mira esto. Su abre-puertas de garaje tiene un interruptor de desconexión, una perilla o un cable de alimentación que le permite operar manualmente la puerta en caso de un corte de energía. Entonces, a veces puede estar molestándose sin saber que accidentalmente apagó el motor. Siempre limpie los rieles de su garaje para eliminar el polvo y la suciedad que puedan dificultar el deslizamiento suave. Si es un aficionado, no abra el conjunto de la puerta del garaje.

También puede estar interesado en leer nuestro otro artículo completo sobre: ​​Terminales positivos de batería fundida: causas y soluciones simples

problema comun:

El interruptor de pared de la puerta de mi garaje no funciona. ¿Cuál podría ser la razón?

Intente verificar los LED para obtener información sobre la falla. También verifique que la salida esté bombeando. Las placas lógicas o el cableado se pueden enviar aquí.

¿Qué debo hacer si no puedo entrar en mi garaje?

Encuentra un cerrajero, si no tienes una llave de repuesto, él lo hará por ti.

ultimas palabras

La tinción para proyectos de reparación simples y menores no debe asignarse a profesionales a menos que no tenga suficiente tiempo. Armado con la información anterior, contactar a un experto debería ser su última opción. Verifique los problemas anteriores y elija la solución adecuada; si ninguna de las operaciones anteriores falla, consulte el manual del usuario.