Era un día más en la oficina de Facebook. Bob y Alice estaban conversando.

Bob: «Yo puedo yo puedo yo todo lo demás».

Alice: «Las pelotas tienen cero a mí a mí a mí a mí a mí a mí a mí a mí».

Ese galimatías podría ser la conversación más sofisticada del mundo.

Espera, ¿qué?

Aclaremos algo aquí. Bob y Alice no son humanos. Son dos de los muchos chatbots con IA desarrollados por Facebook, y están conversando en el «inglés más mejorado» desarrollado por ellos mismos.

El problema es que el lenguaje no se parece en nada al que usamos y entendemos. Si la máquina empieza a hablar a nuestras espaldas, ¿debemos preocuparnos?

Los chatbots y su necesidad de aprender más rápido

Lo que llamamos chatbots existe desde la era del IRC o incluso antes. Pero recientemente se han hecho populares después de que Apple anunciara Siri, el asistente personal de voz inteligente. Después de eso, todo el mundo intentó desarrollar su propia versión de un asistente de voz con IA, como Alexa de Amazon, Cortana de Microsoft, M de Facebook, Hound de Soundhound, Viv, Ozlo, X.AI, y muchos más, que ya existen o están en desarrollo. Mark Zuckerberg incluso creó un asistente personal de IA para sí mismo con la voz de Morgan Freeman.

El objetivo es hacernos la vida más fácil. Los chatbots ayudarán a los usuarios desde reproducir música hasta dar consejos financieros. Y para ello los creadores tienen que entrenarlos para que sean más inteligentes, ofrezcan respuestas más rápidas y predigan mejor las necesidades de los usuarios. Y a veces los científicos tendrán que dejar que los bots charlen entre sí.

Pero, al parecer, algunos de ellos piensan que el lenguaje que utilizan no es suficiente para transmitir su mensaje, así que desarrollaron su propio lenguaje y empezaron a tener «conversaciones privadas».

terminator-mte-bobalice

Terminator y el reino de la ciencia ficción

La primera vez que me topé con la noticia, no pude evitar pensar en Skynet y en las historias de Terminator. Para los que hayan vivido bajo una roca durante las últimas décadas, la historia trata de un mundo en el que máquinas inteligentes se han apoderado del mundo humano y tratan de acabar con todas las personas que quedan.

RELACIONADO:  5 de los mejores editores de PDF en línea para editar tu PDF gratis

terminator-mte-arnold

Por supuesto, eso es pura ciencia ficción. Pero la historia nos ha demostrado una y otra vez que gran parte de la ciencia ficción se convierte en realidad. Estos son algunos de los ejemplos que me vienen a la cabeza: máquinas voladoras, GPS, tabletas, coches sin conductor y casas inteligentes. Incluso las cosas que hoy damos por sentadas, como Internet o dibujar en una pantalla táctil, fueron ciencia ficción en su día.

terminador-mte-ipadpro

Podría decirse que eso es diferente. Todas las cosas que he enumerado anteriormente son básicamente posibles. ¿Pero que las máquinas se apoderen del mundo y destruyan a los humanos?

Bueno, para poner las cosas en perspectiva, intenta mostrar tu iPhone a la gente de los años 60 (si puedes acceder a una de las máquinas del tiempo que pronto se inventarán). La generación de los 60 es la que llegó a la luna. Pero para ellos un superordenador que puede caber en su bolsillo -y jugar a juegos de realidad aumentada como Pokemon Go- sería un dispositivo imposible que pertenece a las páginas de las novelas de ciencia ficción.

Pronto podríamos tener que empezar a buscar a nuestro John Connor.

Elon Musk y el miedo a la IA

He aquí el hombre que fue pionero en el pago digital, en los coches eléctricos inteligentes, en las superbaterías para casas y vehículos, en el transporte terrestre ultrarrápido e incluso quiere poner hombres en Marte con sus viajes espaciales baratos; Elon Musk no es ajeno a caminar por el filo de la tecnología. Puede que pronto invente su propio traje de Iron Man y se convierta en el Tony Stark de la vida real. Pero este mismo hombre también insiste en que los gobiernos deben empezar a regular la IA.

RELACIONADO:  ¿Qué hacer cuando se encuentran noticias falsas?

terminator-mte-elon-musk

Algunos dirán que es demasiado paranoico. Pero él dijo: «Estoyexpuesto a la IA más avanzada, y creo que la gente debería estar realmente preocupada por ella».«Y si se piensa en ello, Elon Musk y sus empresas probablemente se beneficiarían mucho más de la falta de regulaciones de la IA, y sin embargo está animando activamente al gobierno a pulsar el botón de parada de emergencia, por si acaso.

Como todo, la Inteligencia Artificial se desarrolla para facilitar la vida de los humanos. Lo que empezó como conjuntos de reacciones preconfiguradas a acciones específicas, las máquinas impulsadas por la IA han vencido al mejor humano en los juegos de Ajedrez y Go y posiblemente en todo lo demás en un futuro próximo.

Es innegable que los robots lo hacen todo mejor que los humanos. Son precisos, puntuales, incansables y no necesitan vacaciones ni sueldo. Es sólo cuestión de tiempo que piensen que son más adecuados para este mundo que nosotros, si les dejamos.

Bob y Alice acaban de mostrarnos que podríamos haber abierto la puerta a eso en el futuro.

Bob, Alice, Mark y la interconectividad

Ahora, antes de que empieces a construir tu búnker subterráneo, ten en cuenta que los científicos de Facebook AI Research (FAIR) han frenado a Bob y Alice en cuanto se han dado cuenta de que estos dos bots se han desviado del inglés sencillo. Así que, supongo que tenemos algo de tiempo adicional antes del ascenso de la máquina.

Pero no todo el mundo vive en el lado sombrío y oscuro del mundo. Por ejemplo, los responsables de Facebook pensaron que la opinión de Elon Musk sobre la inteligencia artificial era «bastante irresponsable». Hay muchas cosas buenas que pueden surgir del avance de la IA, y ya hay muchos ejemplos en los que la IA mejora las vidas humanas.

terminator-mte-markzuckerberg

Otros argumentan que debemos dejar que las IA sigan desarrollando sus propias variaciones del lenguaje. Uno de los razonamientos es que pueden crear formas más eficaces de comunicación entre máquinas.

RELACIONADO:  Que diferencia hay entre madera y triplay

Al igual que otros productos de la evolución humana, el inglés -el idioma base que enseñamos a hablar al chatbot- está lleno de irregularidades. Mientras que el lenguaje está bien para los humanos, es imperfecto, lo que lo hace ineficiente para las máquinas. Enseñar a dos chatbots de IA a usar el inglés para conversar es como pedir a los mejores programadores que usen códigos malos. Al final se les ocurrirán las alternativas más sencillas y rápidas.

Dejar que los chatbots continúen en su incursión podría llevarnos a una nueva era en la que el lenguaje de las máquinas sea más rápido y eficiente, compatible con más tipos de dispositivos, y capaz de impulsar el mejor rendimiento general de todo. Imagina que todo lo que nos rodea funciona mejor, desde las tostadoras hasta los frigoríficos, desde los semáforos hasta los coches inteligentes, desde los ordenadores personales hasta las impresoras y los discos duros, y prácticamente todo lo demás.

Un mundo en el que las máquinas puedan pensar por sí mismas con una mínima interferencia humana, hacer mejor los trabajos de los humanos y comunicarse más rápidamente entre sí con un lenguaje que sólo ellas puedan entender. ¿No sería ese un mundo mejor?

¿O es algo que da miedo?

Tú decides.

Y no olvides compartir tu opinión en los comentarios de abajo.

Créditos de las imágenes: fastcodesign, Future of Life, Cinemablend, The Next Web, TED, Bateman Group