Las tarjetas gráficas pueden ser un poco complicadas de configurar. Desde la demanda de energía hasta el espacio físico dentro del PC, no es tan fácil como simplemente comprar la tarjeta más potente e instalarla sin miramientos. Los controladores hacen que la configuración sea un poco más complicada, y a veces te encontrarás con que quieres hacer una limpieza completa de los controladores de la GPU. Si bien puedes revisar y desinstalar todos los componentes de la GPU, desde los controladores hasta el software, hay una manera mucho más fácil de asegurarse de que todo se elimine.

¿Por qué querría hacer esto?

Antes de explorar cómo, hablemos de por qué querrías hacer una instalación limpia del controlador de una tarjeta gráfica. Si bien no es una acción que se realice todos los días, hay varios escenarios en los que querrá considerar la realización de una limpieza de los controladores de la GPU.

Por un lado, es posible que tengas problemas con tus controladores actuales. Tal vez se bloqueen o incluso provoquen que todo el PC se congele o se produzca un BSOD. Si esto te ocurre, reinstalar versiones nuevas de los controladores actuales puede ayudar.

Por otra parte, los nuevos controladores pueden causar problemas independientemente de lo que hagas. En este caso, es posible que desee volver a los controladores más antiguos. Revertir los controladores puede funcionar, pero esto asegurará una limpieza y reinstalación de los controladores más antiguos.

RELACIONADO:  Por que la madera no conduce el calor

A veces no tienes problemas con los controladores, pero has comprado una nueva tarjeta gráfica. Por lo tanto, antes de instalar una nueva tarjeta en su PC, puede limpiar su PC de todos los controladores correspondientes a la antigua tarjeta. Luego puedes instalar en un sistema nuevo y fresco.

Cómo hacerlo

Entonces, ¿cómo se hace una instalación nueva de un controlador gráfico?

La instalación

En primer lugar, asegúrate de que tienes el controlador gráfico que quieres instalar preparado, incluso si tu objetivo es simplemente reinstalar el mismo controlador. Dado que este método borra todo, necesitarás una copia de los controladores que quieres instalar para poder completar el proceso. Es mucho más fácil si tienes dichos controladores preparados para poder instalarlos tan pronto como se complete la limpieza.

Una vez que tengas los controladores preparados, también vas a necesitar el desinstalador de controladores de pantalla. Este es el programa clave que hace que la limpieza de los controladores sea un juego de niños. Es compatible con nVidia, AMD e Intel, así que no te preocupes.

La limpieza

Una vez que tengas los drivers y el Display Driver Uninstaller descargados, reinicia tu ordenador en Modo Seguro. Si tienes problemas con esto, puedes leer nuestra guía sobre el tema. Sin embargo, dado que todavía estarás dentro del sistema operativo Windows, lo más fácil es hacer el método MSConfig.

Primero, escribe MSConfig en la búsqueda y haz clic en el programa que aparece.

Ve a la pestaña «Boot». Aquí encontrarás una casilla para «Arranque seguro». Márcala y quédate con la opción «Mínimo». Cuando hagas clic en Aceptar, el PC te preguntará si quieres reiniciar. Si quieres ir directamente a la limpieza, acepta. De lo contrario, si tienes trabajo que terminar y guardar, posponlo y reinicia el PC tú mismo.

RELACIONADO:  Actualice fácilmente los controladores de Windows con IObit Driver Booster

Cuando entres en modo seguro, busca y ejecuta el desinstalador de controladores de pantalla.

Las opciones

El cuadro desplegable de la parte superior te permite seleccionar el proveedor de tu tarjeta gráfica que tienes actualmente instalada. Asegúrese de que muestra el proveedor correcto de la tarjeta gráfica para que pueda orientar correctamente sus controladores.

Las opciones de desinstalación se explican por sí mismas. Puede desinstalar y reiniciar el ordenador, desinstalar sin reiniciar y desinstalar y apagar (para instalar una nueva tarjeta). El hecho de que el desinstalador de controladores de pantalla reinicie el ordenador hace que sea más cómodo volver a arrancar el Windows normal para instalar los nuevos controladores, lo que hace que sea una opción sólida para elegir.

Debajo de esto y a la derecha hay un botón que permite a Windows instalar los controladores. Para evitar que Windows Update irrumpa en su instalación limpia de controladores con sus propios controladores, Display Driver Uninstaller impide automáticamente que Windows actualice los controladores de su tarjeta gráfica.

Esto significa que eres libre de instalar los controladores que quieres en lugar de los que Windows cree que quieres. Si prefieres mantener esta función activada, haz clic en este botón para volver a activarla.

Una vez que esté listo, seleccione la opción que desea realizar. Display Driver Uninstaller limpiará tu PC de controladores y software. Una vez que haya terminado, podrás instalar los nuevos controladores y empezar de nuevo con una pizarra en blanco. Acuérdate también de restablecer las opciones que hayas configurado para tu tarjeta gráfica.

Un barrido limpio

Para algunos usuarios, una nueva instalación de controladores es la clave para resolver sus problemas. Aunque hacerlo todo a mano funciona, no hay nada que supere a un método rápido y eficaz con sólo pulsar un botón.

RELACIONADO:  Que madera es mejor aglomerado o mdf

¿Te ha solucionado alguna vez los problemas de tu ordenador una reinstalación de controladores? Háganoslo saber a continuación.